10 octubre 2006

Comienzos

Otoño es para mí una época de comienzos, momento en el que al caer de las hojas el ánimo se eleva con las borrascas, o se estanca a medio camino con un antinciclón...
Suelo encontarme en esta época del año recapitulando, pensando en atrás y en adelante. Con "ojo en camino y ojo en lo porvernir" y casi cuidando, de no estraviar la mirada entre el estar y el ir...
En estas y otras cosas pensando, me vino a la cabeza el poema de Kipling que suscribo, un poema para empezar donde los haya que comparto con vosotras.
"Oyemé esto y dime, dime lo que piensas tú..."

Si...

Si puedes mantener la cabeza en su sitio

Cuando todos la pierden, y te culpan por ello

Si puedes confiar en ti cuando los demás dudan

Y les das la razón.

Si puedes esperar sin cansarte

No mentir a los mentirosos

Ni odiar a lo que te odian

Y aún así no te las das de santo ni de sabio.

Si puedes soñar –sin hacer del sueño tu amo-

Si puedes pensar -sin que tus pensamientos sean la meta-

Si puedes reunirte con el Triunfo y el Desastre

Y tratar por igual a esos dos impostores

Si soportas que tuerzan tus palabras

Para embaucar con ellas a los tontos,

Si ves las cosas a las que has dedicado tu vida, rotas

Y sin titubeos te agachas a rehacerlas.

Si puedes juntar todas tus ganancias

Y jugártelas a una vez,

Y perder, y empezar de nuevo desde el principio

Sin mencionar siquiera lo perdido.

Si puedes forzar tu corazón, nervios y músculos

A seguir funcionando después de haber parado,

Y resistir cuando no queda nada en ti

Excepto la voluntad que les dice: “¡resistid!”

Si puedes hablar con multitudes y preservar tu honradez

O andar con reyes –sin perder la humildad-

Si no pueden enemigos ni buenos amigos herirte

Si todos cuentan contigo, pero nadie demasiado;

Si puedes llenar el minuto inolvidable

Con sesenta segundo que valgan la pena recorrer

Tuya es la tierra y todo lo que hay en ella

Y –lo que es más- ¡serás un hombre hijo mío!



Rudyard Kipling




2 comentarios:

Ingrávida dijo...

Algo así dije yo también (aunque, cómo no, usté lo hace mejor ;) )hace ya días, para mi el otoño también es evaluar, replantearse, mover ficha. Recomenzar.
Tremendos objetivos se plantea amiga...pero pensarlos ya es empezar a lograrlos, no? Suerte en los nuevos rumbos!!!

(al fin pude escribir, oleoleee! Besos)

Ecnil dijo...

Estás en mis rumbos compañera, sólo un poquito de viento a favor, porque están desplegadas las velas y llego!!!

Me alegra leerte por estos lares, más besos