19 marzo 2017

Coordenada de reacción




Reactivos



“En el camino de la falsedad a la verdad
dejas de ser joven.”
Wislawa Szymborska


Jazmín


Colocado en una patena de plata
frente a la foto de mi abuela.

Jazmín.

En mis recuerdos del patio de San Pedro,
en la pared junto a las rosas.

Jazmín.

Subiendo alto en el arriate de la Rosi,
cogerle los pistilos sin dañar las flores.

Damasco

que es jazmín,

huele también a muerte en este julio.




Funciones de onda

Allí donde cambian con el tiempo las funciones
(o no)
de otra manera,
está nunca jamás.

El sitio al que se llega
robada la dulzura,
a encontrar razones
de ser como se es.

18 julio 2016

Jazmín

Jazmín

colocado en un platillo de plata
frente a la foto de mi abuela

Jazmín

en mis recuerdos del patio de San Pedro,
en la pared junto a las rosas

Jazmín

subiendo alto en el arriate de la vecina,
cogerle los pistilos sin dañar las flores.

Damasco

que es jazmín, huele también a muerte en este Julio.

25 noviembre 2015

Así ando yo



Cuando no se puede respirar
canta Lhasa de Sela.

11 noviembre 2015

Nostalgia


imagen de internet

Levantar la vista y que el cielo no sea azul
que no se recorte el pico del veleta en la distancia.

Que no te lleven los pasos tristes
al Cármen de los Mártires.

Que no encuentre tu mano distraída
la casa de un amigo.

17 julio 2015

¿Donde están los bollos?

Le pregunto a veces al espejo,
si detrás de los últimos diez kilos,
o de las manchas de barro en la garganta.

Mientras le pongo más pasta al cepillo
pequeño que me tiende mi hija.

Si vuelve el tiempo de la hornada,
o si mejor abro una ferretería.

21 abril 2015

El tiempo que no vuelve

Unos me dicen que es poco,
sin embargo no me siento vigilada,
sé que no me miran por encima del hombro.
A veces se me olvida cerrar el despacho con llave.

Y así arriesgo gustosa,
lo que sé, lo que soy,
este tiempo que no vuelve,
el idioma que es mío y que me nace,
las calles que me conocen, mis amigos.

A ellos le dirán la vida en el estrecho,
el viaje sin seguros, la muerte en el mar,
le dirán la esclavitud en la tierra prometida.
Pero saben, que en el otro lado no te asaltan
a la noche con escopetas.
Que no hay decapitaciones en las calles.
Que se puede hablar sin que te corten la lengua.

Y así lo arriesgan todo,
lo que saben, lo que son,
la vida mil veces más que yo,
y el tiempo que no vuelve,
y el idioma que es suyo, y que les nace,
y sus calles y sus cuerpos y sus amigos.

12 abril 2015

LA EXPERIENCIA DE IR DESNUDÁNDOSE. Pilar Baumeister

LA EXPERIENCIA DE IR DESNUDÁNDOSE

Quitarse el abrigo, 
las prendas interiores femeninas 
hacia el final, 
quitarse la envoltura interior 
con sus capas múltiples: 
la capa más externa, 
la más profunda. 
Un desemvolverse infinito, 
hasta que la más secreta 
para todos ya se muestra 
con transparencia absoluta. 

Desenterrada, 
Llevada a la superficie, 
pelada, desabrigada, 
desvestida sin romanticismo, 
desnuda... 
como un paciente en la consulta 
de un médico, 
frustrada e indefensa 
antes del examen, 
nerviosa e insegura 
tras la prisa jadeante de desvestirme 
en un entorno hostil 
en medio de un público indiferente. 

Con las prendas desechadas, 
corporalmente e interiormente, 
y sin embargo carente de vergüenza, 
con el gesto desafiante de un poeta 
en un recital. 
Pero eso sí, hacia el final 
mientras estoy pronunciando el último 
verso, me noto muy confusa, 
llena de timidez, 
con la cara ruborizada 
y sintiendo como un ataque súbito 
la repentina necesidad 
de velos protectores. 





ENTKLEIDUNGSERLEBNIS
  
Ausgezogen 
den Mantel, 
die weibliche Unterwäsche zuletzt, 
die innere Hülle 
mit ihren vielen Schichten: 
die oberste Schicht, 
die tiefste. 
Ein endloses Sich-Enthüllen, 
bis die allen verborgenste 
sich durchsichtig zeigt. 
Ausgegraben, 
an die Oberfläche gebracht, 
geschält, unromantisch entblößt, 
nackt ... 
wie ein Patient beim Arzt, 
frustriert und hilflos 
vor der Untersuchung, 
aufgeregt, unsicher 
nach der Eile des Entkleidens 
in fremder Umgebung, 
inmitten gleichgültiger Zuschauer. 
Ausgezogen 
körperlich und innerlich, 
doch ohne Scham, mit 
der herausfordernden 
Gebärde eines Dichters 
bei einer Lesung. 
Und doch zum Schluss, 
beim Aussprechen des letzten 
Verses sehr verwirrt 
und voller 
Scham, rot im Gesicht 
und mit einem plötzlichen, 
schockartigen Bedürfnis 
nach schützenden Kleidern. 

(Traducción de Pilar Baumeister. 
Extraído de LYRIKBRÜCKEN I, "Atelier Europa“)