17 enero 2007

Algunas veces pido

Algunas veces pido, y a mis versos
que me sirvan de pago para cruzar Estigia.
En mis labios serenos y fríos, de ultratumba,
cosidos los rotos que olvidé un vez.
Que aquellos que no entraron en el banco de los vivos
descansen en las estables arcas de los muertos.

Y les pido para mí
silencio, un vacío tembloroso
la nada que dejan, o su espera.

2 comentarios:

ana dijo...

Duele, la vida como un puñal hay veces que duele
Y nada tiene que ver con tu boca
Que hecha para besar hay veces que muerde
Que anuncia cordura y a veces se vuelve loca
Y duele porque la piel no es materia inerte
Y duele porque el querer es dolerse a veces

...

Ríe, la vida como un volcán hay veces que ríe
Y nada tiene que ver con el tiempo
Se ríe porque para ella somos tan leves
Como el humo azul que del puro se desprende
Y ríe porque tu llanto se lo merece
Y también porque el querer es reírse a veces

(Semilla en la Tierra, Carlos Chaouen)

Porque hay días que duelen y días que ríen... hoy es día de apaleado, luz apagada...
Este mail quiere ser el soplo que reavive tu luz. Espero verter brillar mañana :)

Ana

Ingrávida dijo...

es precioso, Iris. No me atrevo tampoco a añadir nada más, es redondo en sí mismo. Me ha encantado!