03 junio 2007

Resumen de noticias





"Porque no cuesta nada mirarse para adentro..."










Queridos Scouts:


Si alguna vez habéis visto el juego de "Peter Pan", recordaréis como el jefe de los piratas estaba siempre haciendo su último discurso de despedida, por temor de que posiblemente cuando llegara la hora en que habría de morir no tuviera ya tiempo para darlo a conocer. Así me sucede a mi, y aun cuando no me estoy muriendo en este momento, esto tendrá que suceder uno de estos días, y deseo deciros unas palabras de despedida.
Recordad: esto es lo último que oiréis de mi; por tanto, meditadlo.


He tenido una vida muy dichosa y deseo que todos vosotros tengáis también vidas muy dichosas.
Tengo para mi que Dios nos ha puesto en este mundo encantador para que seamos felices y gocemos de la vida. Pero la felicidad no proviene de la riqueza, ni de tener éxito en la carrera simplemente, ni dándose uno gusto a sí mismo. Un paso hacia la felicidad es hacerse uno sano y fuerte, cuando niño, para poder ser útil, y así, poder gozar de la vida cuando se es hombre.

El estudio de la naturaleza os enseñará cómo ha llenado Dios de cosas bellas y maravillosas este mundo, para que lo podáis gozar. Estad satisfechos con lo que os haya tocado y sacad de ello el mejor partido que podáis. Ved siempre el lado bueno de las cosas y no el malo.

Pero la verdadera forma de obtener la felicidad es haciendo felices a los demás. Tratad de dejar este mundo en mejores condiciones de como lo encontrásteis; de esta manera, cuando os llegue la hora de morir, podréis hacerlo felices, porque, por lo menos, no perdísteis el tiempo e hicísteis cuanto os fue posible por hacer el bien. "Estad listos" en esta forma, para gozar una vida dichosa y morir dichosos; asíos a vuestra promesa scout siempre, aun cuando hayáis dejado de ser muchachos. Que Dios os ayude a hacerlo así.

Vuestro amigo

Baden Powell











Hoy me vino añoranza, y un poco de aquella reflexión que tanto hace falta a diario y que nos forzamos a creer que sólo necesitan los niños... Y hoy me gustó, porque no sólo me puse medio triste, sino que me gustó mi camino a fin de cuentas, os dejo con Silvio que lo decía tan bien...








Agradezco la participación de todos
los que colaboraron en esta melodía.
Se debe subrayar la importante tarea
de los perseguidores de cualquier nacimiento.
Si alguien que me escucha se viera retratado,
sépase que se hace con ese destino.
Cualquier reclamación que sea sin membretes.
Buenas noches, amigos y enemigos.


2 comentarios:

Ingrávida dijo...

Qué de años ya de esa foto...Miro nuestras caras y veo todas las cosas que aún estaban por venir...Que anda que no ha llovido desde entonces! Me gusta que te guste tu camino a fin de cuentas, me alegro de saber que aporté mi pequeña colaboración a esta melodía. Y de reflexiones y añoranzas te respondería con Fede Comín (que lo tengo en la cabeza, por haberlo escuchado hace poco):
...no te olvides del niño que fuiste,
no te creas al gigante que sos
y no olvides que un día dijiste:
de grande no quisiera ser mayor...

Gran parte de lo que va antes y después de esa foto forma parte de mi propio salvavidas para no ser mayor de grande, seguro que también lo es para ti. Mil besos!!!

Ecnil dijo...

Yo a veces veo esa foto como un inicio del fin y puedo oler el comienzo de ser mayor de grande, otras miro al revés y es el fin del inicio...

Pero sí un punto de inflexión, al menos casi siempre :)

Y es cierto que hay tablas que aun rotas te salvan la vida "en ves en cuando"...