08 octubre 2008

Si dejo la sangre

Dime
si mañana, si mañana no corro
o no me levanto, si mañana
dejo la sangre inadvertida...

Dime, si no llega a rozarme el dolor
si mañana lo justifico.

Dime que vendrás, sin cien espadas,
-no me importa- a tirarme de los pelos
a abrirme aún más los ojos
a correr conmigo.

Dime, dime que no dejarás
que duerma en estos días.


P.D. Este post lo iba a titular "plegaria con prólogo" explicando porqué yo pido estas cosas, pero finalmente (aunque eso redunde en que me escriba menos gente) pensé que era más bonito así, si cada uno imaginaba su porqué, si cada uno ponía cara a la persona que le abre los ojos.

Un besito

Iris

2 comentarios:

Tromeckino dijo...

Espero que nunca te dejen dormir,
que haya amigos, si no otros
que te despierten día tras día,
que te mantengan despierta
hasta que llegue la noche,
que siempre llega, acechante.

E incluso en medio de la noche, cenicienta por el humo,
no desesperes y sigas corriendo
hasta el amanecer.

Ecnil dijo...

Corremos compañera, no cabe duda