28 septiembre 2009

Poesía en resistencia

Ahora mismo en Granada se celebra un festival, que redondea las delicias que se acercan a mi vida esta última semana. No pude asistir, por diversos intensos y agradables motivos al acto del jueves pasado, y en memoria de aquellos poemas que me perdí aquí escribo uno de los que me hubiera encantado escuchar de nuevo.
Un soneto redondo, luminoso y femenino que intentaba hacer paladear a David el otro día...



SONETO DE TU NOMBRE


Quisiera que tu nombre pronunciara
todo lo que en la vida me rodea,
que lo diga la cal de la azotea,
que la ropa que escurre lo cantara.

Que la maceta, el sol, el agua clara,
el tejado, el jabón, la chimenea,
la sábana y el aire que la orea,
y todo en torno a mí lo salpicara.

Quisiera que tu nombre fuera escrito
por el humo y la espuma, al mediodía,
poniendo en cada sílaba un exceso.

Y recibiera yo todo su peso
y la explosión de vida que me envía
con el mismo fervor con que hoy lo evito.


Ángeles Mora

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha recordado mucho a esto...
felicidades atrasadas!!!!!!!!!!!!
te veo bien.

http://www.youtube.com/watch?v=eFfP88rccgA

Anónimo dijo...

me ha recordado mucho a esto...
felicidades atrasadas!!!!!!!!!!!!
te veo bien.

http://www.youtube.com/watch?v=eFfP88rccgA

Ecnil dijo...

Gracias por todo Anónimo amigo, lee el powerpoint de abajo y ven a verme el viernes, y nos felicitamos.