30 diciembre 2009

Tiempo de series

En Vacaciones ya se sabe, o tienes rol, o muchos amigos, o escoges ese momento íntimo pones a bajar episodios como una cosaca y bien pertrechada de series de calité, turrones en este caso y cervecitas en cualquiera le das al play del dvx hasta que eche humillo.

Si esa es tu opción (yo tengo rol así que ahullad malditos) te dejo el enlace a esta página, maravillosamente hecha y en español de españa (tomaya!) que seguro que te entretiene un rato mientras las cosas se bajan y quizás te soluciona bastantes inquietudes sobre qué ver y cuando, que en estos momentos se plantean como los nuevos enigmas de la humanidad.

Espoiler tv, hazle un hueco en tu corazoncito friki.

2 comentarios:

kaila dijo...

¡ lo tengo! ¿que tal si leemos como agua para chocolate?

----
Escritora mexicana, célebre por su novela Como agua para chocolate. Nacida en la ciudad de México, se dedicó a la docencia y escribió obras de teatro infantil y guiones de cine. Su primera novela, Como agua para chocolate (1989), tuvo un éxito de público tan extraordinario que el director de cine Alfonso Arau rodó una película con el guión de la propia autora que supuso la consagración de esta obra. Como agua para chocolate entusiasmó por la atmósfera indecible que creó la autora para narrar la historia de un amor imposible e imperecedero en medio de ollas y sartenes, es decir, en el ámbito tradicionalmente femenino por excelencia: la cocina y sus hechizos. No se trata ya de realismo mágico, sino de magia directa. La novela fue traducida a más de treinta idiomas y en 1994 su autora recibió el Premio ABBY (American Bookseller Book of the Year), galardón que por vez primera fue concedido a un escritor extranjero. Laura Esquivel ha continuado escribiendo otras obras, como La ley del amor (1995) o su libro de cuentos Íntimas suculencias (1998), recopilación de relatos acompañada de recetas de cocina en el que la autora vuelve a retomar la consigna de que desde la cocina es posible transformar el mundo. Les siguieron Estrellita marinera (1999), El libro de las emociones (2000) y Tan veloz como el deseo

Ecnil dijo...

Pues es una poción.Yu chus.