25 octubre 2011

Doblarse o extenderse 
cubriendo la bruma 
que nos envuelve.

Así las serpientes 
doradas, del otoño
nos siguen 
cogidas por la cola.

La imagen no es mía, está sacada de aquí.

2 comentarios:

Insinet dijo...

Muy bonito :D.

Ecnil dijo...

Me alegra que te guste corazón!