22 febrero 2007

El arte de domar al Tigre


Vencerse poco a poco (vaya un reto)
encontrarse, recuperarse sin juicios.

Tomar las riendas, soportar las coces,
la tirantéz de cuero que estalla entre las manos,

Ya

Saber que está allí dentro, que es suyo
que no desaparece cuando aparta la vista
ponerle un nombre, sacarlo de paseo
(con bozal, que muerde)
y domesticarlo, hacerlo amigo.

1 comentario:

ana dijo...

Venir es un recuerdo si se llega,
Pensar es una huida si se toca,
Sembrar es una historia, si se siega.
Solo acierta en amor, quien se equivoca
y entrega mucho más de lo que entrega.
Después, toda esperanza será poca.
Rafael Guillén